El Canciller Operación política por Juan Antonio Muñoz

Lunes 18 de Julio de 2005

«El canciller»:
Operación política

Juan Antonio Muñoz H.

Es interesante y particular la forma en que Nicolás Fontaine presenta su trabajo. Interesante, porque revaloriza el teatro de texto, los diálogos, la estructura de los personajes. Y particular, pues insiste en el tema político -ya abordado en la notable «Los jerarcas»-, pero lo hace sin carga ideológica.

«El canciller», escrito por Lucía de la Maza, aborda el tema de la operación partidista y de cómo los actores sociales involucrados intervienen en ella. Se observa al hombre público desde una mirada brutal y también el triste rol que juegan de los medios de comunicación.

En la noche de las elecciones se reúnen el canciller (Héctor Aguilar), el Presidente de la República saliente (Agustín Moya) y el candidato electo (Osvaldo Silva), a petición de este último. El país está sumido en una crisis energética, Arica está tomada por la guerrilla de posguerra contra Perú y Bolivia, y un frente nacionalista chileno atemoriza con atentados y asesinatos.

La obra se sigue con atención y los diálogos develan con lucidez las tipologías de los personajes, al describir las trincheras desde las que luchan, el tipo de vida que han llevado y los alimentos que consumen.

Fontaine sostiene bien el ritmo y sabe cómo manejar los elementos de sorpresa y misterio, y se nota que trabajó a fondo con los actores, pues sus personajes están delineados con precisión y dan cuenta de su verdad a través de silencios, énfasis y gestos que se repiten o que evolucionan. Sin embargo, el gran problema del texto, que afecta el espectáculo, es que la tensión resulta insuficiente, de manera que no alcanza a dar cuenta de la gravedad de los conflictos y tampoco de la proyección que pueden tener. El final resulta simplista, apresurado y, lamentablemente, poco político.

Teatro La Comedia (Merced 349). Viernes y sábados, a las 22:00 horas, y domingos, a las 19:00 horas. $5.000 y 3.500.

Nicolás Fontaine sostiene bien el ritmo y sabe cómo manejar la sorpresa y el misterio.

post relacionados