El desde… del desde!

Quien no gasta, no crece y quien no genera necesidades de pago no generará los recursos. Tal vez esa sea una mirada simple sobre el crecimiento, pero es una explicación clara para entender la generación de riqueza.

Sin duda que el mercado nos ofrece varias opciones para obtener el mix de recursos que debe tener una empresa. Lo que llama la atención es que la riqueza pareciera ser mas fértil en tierras extremas pues, como es ampliamente conocido y estudiado, en ciertos sectores del mundo donde se tiene una temperatura agradable durante todo el año, el abrigo es algo secundario más aún si se vive en una isla que sea rica en productos del mar como por ejemplo, en la chilena Isla de Pascua o Rapanui donde la temperatura es muy estable, la agricultura se da bien en muchos productos básicos como la papa, algunas frutas y donde el mar, hasta hace algunos años, era muy rico en productos. En lugares como estos, el esfuerzo por sobrevivir es bajo, muy distinto a lo que pasa en el norte de Europa por ejemplo donde sus climas son extremos y en buenas cuentas te abrigas o te mueres. Esto es comparable con la definición que tiene una empresa y donde está destinada al crecimiento o de lo contrario morirá.

Señalo primero un definición de un no financiero y una explicación simple de un contexto donde las economías arrancan geográficamente muy distintas unas de otras, desarrollando conceptos de sobrevivencia con matices distintos. Eso ya nos hace pensar que el costo del recurso y del dinero es distinto, por ende repercute en cualquier futura operación.

El retorno del capital mínimo de cualquier proyecto de inversión debe asegurarnos un mantenimiento de continuidad que no genere cambios a la baja, sin embargo las necesidades del costo del capital y el WACC (costo promedio ponderado de capital) ¿tendrá una variante geográfica? Al parecer la respuesta es positiva y de ser así cabe preguntarse sobre si ¿tiene alguna incidencia real en generar riqueza y valor agregado al entorno?

Sin duda que vivir en situaciones geográficas muy distintas modifica nuestra inversión. Tomemos como ejemplo un pueblo pequeño como Hualqui ubicado en la VIII región al sur de Chile donde tendrá un costo muy distinto vivir que hacerlo en el corazón de Madrid y donde las necesidades de inversión también son distintas, el volumen de venta, los costos de los productos etcétera. ¿La generación de riqueza en su entorno, repercute de la misma manera? Por otro lado si nuestra empresa es una consultora de contenidos y sólo usamos Internet la respuesta parece ser mas clara. En Hualqui es más barato vivir ya que su geografía poblacional es menos densa, su desarrollo económico es mas precario y su necesidad de generar riqueza es mas baja, debido a que sus necesidades son menores que Madrid, me refiero al costo de vida de cada ciudad.

Pienso, que lo anterior es una de muchas razones del por que el VUCA (volatilidad (volatility), incertidumbre (uncertainty), complejidad (complexity) y ambigüedad (ambiguity) es tan protagónico. Estamos frente a un contexto donde nunca fue tan fácil iniciar una empresa como hoy, me refiero a las ventajas tecnológicas, el costo de las acciones preferentes o privilegiadas pueden ser trastocadas con mayor facilidad producto del riesgo y del costo real de inversión de una empresa, como la consultora antes mencionada.

Entiendo que lo escrito aquí carece de un estudio con cifras reales que muestren ingresos percápita, costo de vida, nivel educacional, entre otras. A pesar de eso, lo que intento es poner estas formulas en contextos reales, con caras visibles, con el objetivo que nos permita observar el para qué el uso de esto si no es para otra cosa que no sea el progreso.

Volvamos al costo del capital, definido como la tasa de retorno o tipo de rendimiento interno mínimo que cualquier proyecto de inversión debe proporcionar para que el valor de mercado de las acciones de la empresa se mantenga sin cambio. El antipoeta chileno Nicanor Parra nos dice:

“Hay dos panes. Usted se como dos. Yo ninguno. Consumo promedio: un pan por persona”

El científico Albert Einstein:

“Cuando las leyes matemáticas se refieren a la realidad, no son ciertas; cuando son ciertas no se refieren a la realidad”

Estas frases despejan las ideas, hacen creer que el punto de partida y las métricas que usamos para medir el mínimo se mueven según sus contextos y ambiciones. Sin duda que la generación de riqueza es el objetivo, pero esta no es un ovni al cual algunas empresas o naciones se suban por arte de magia sino que están inserta en un contexto donde las necesidades a cubrir van en aumento según la evolución de su propia organización, donde el mínimo se escala con mayor facilidad si las necesidades de sobrevivencia están garantizadas y dan paso al inicio del progreso.

Nicolas Fontaine

Faro de la Nueva Extremadura

16 de Marzo 2018

 

 

 

post relacionados

  • 02/01/2018 LA OBSCENA DE NUESTRA ESCENA (Reacción de una Lectura) (0)
    El titulo de este libro antes de su lectura se me presenta como un nexo de un lugar que habite durante cinco años el “retail” y el espacio que se me escapa en los últimos años “el Arte”, […] Posted in 1. Blog
  • ¡¡Cariolazo!! La fiesta de Pablo Krogh!!!17/12/2012 ¡¡Cariolazo!! La fiesta de Pablo Krogh!!! (0)
    La vida le entrega a nuestro actor, una gran valla que saltar, una que ataca directamente al intérprete actoral. Hoy tiene cáncer a la lengua y será sometido a una delicada operación, […] Posted in 1. Blog