Desing Thinking. Para Principiantes.

 

El libro Systematic Method For Designers (método para diseñadores) escrito a finales de los años 60 por L. Bruce Archer, sobre un proceso al cual llamó Desing Thinking (forma de pensar del diseño) luego, Robert Mckim´s incorporó la expresión “ingeniería del diseño”, Peter Rowe publicó un libro titulado Desing Thinking, que estaba dirigido principalmente arquitectos y urbanistas.

Tim Brown escribió en septiembre del 2008 un ensayo publicado en la revista Harvard Business Review, el cual exponía su metodología de Desing Thinking.  La cual por medio de IDEO, consultora de diseño e innovación que utiliza el DCP (Diseño Centrado en las Personas) donde el Desing Thinking se consagró como una metodología de trabajo, teniendo sus primeros éxitos en el Mause de MAC. Aquí pueden ver un video donde se expone con claridad su manera de trabajo.

En la reintroducción del libro Diseñar el Cambio, publicado por Empresa Activa publicado e en marzo del 2020, su autor Tim Brown no dice: “Nosotros no inventamos el design thinking (ese honor es el tema de una industria artesanal académica), pero es justo decir que estuvimos en el lugar adecuado en el momento oportuno. Cuando echamos la vista atrás, descubrimos que había un movimiento revolucionario detrás de nosotros. En pocas palabras, el libro quería demostrar dos cosas. La primera, que el design thinking amplía el lienzo para que el diseño aborde los retos a los que se enfrentan los negocios y la sociedad. La segunda, que el design thinking va más allá de las habilidades duras del diseñador profesional formado y debiera estar disponible para cualquiera que desee dominar su mentalidad y sus métodos. Estos métodos de trabajo han sido adoptados incluso por los militares. “El design thinking ha alcanzado la mayoría de edad” nos dice mas adelante.

En los últimos años, han aparecido variados ensayos que abordan el pensamiento de diseño basado en el documento escrito el año 2008 por Tim Brown. Muchos de estos libros han buscado especificar y adaptar el proceso a determinados enfoques y personalizarlo según industrias. Sin duda que, Rediseña tu negocio de Deusto, 101 Desing Methodos de Vijay Kumar y El método de Lean Startup de  Eric Ries, son los más conocidos y usado tanto en espacios académicos como profesionales, existen otros, y muy buenos también.

El año 2019 Kilian Langenfeld publico design thinking para principiantes (lo encuentras en buscalibre) El libro parte de la suposición que hoy en día, el design thinking es, sobre todo, un método para resolver los problemas de forma práctica y creativa. Y, desde esa perspectiva, el autor, se hace cargo de un aspecto no muy tocado los libros de esta materia. El preámbulo o la antesala del proceso.

 

Esta metodología, iterativa, que tiene variadas versiones, donde la más conocida es la de Universidad de Stanford, se compone de cinco etapas de trabajo, de las cuales están orientadas y concadenadas entre sí, para la creación de un producto mínimo viable (PMV). Este prototipo comienza su gestación en la primera de sus etapas, la empatía. Posterior a eso siguen la definición, la idea, prototipo y testeo. Estos cinco pilares se entrecruzan y se relacionan, teniendo múltiples entradas y salidas en su proceso de construcción. Su orden se va configurando según las características propias del grupo y al ser un método iterativo, se vuelve a comenzar y reparar desde cualquiera de los cinco puntos, dependiendo la necesidad.

Kilian Langenfeld se ocupa, sobre todo, de los pasos previos. Su lectura va desglosando los caminos que se orientan a la solución y comparándola con los caminos orientados al problema. Además, agrega una serie de juegos y ejercicios muy útiles que permiten preparara al grupo que participara del método. Un juego muy interesante es el de las torres creadas con fideos secos y malvaviscos, cinta adhesiva y una cuerda.

Las áreas de aplicación del Desing thinking son variadas, y debe tenerse en cuanta que no se puede resolver todo; sin embargo, la mayoría de los consultores concuerda que es la base para la realización de cualquier trabajo que busca instalar un producto o un servicio

El desglose del método se basa en tres aspectos: que sea interdisciplinario, iterativo y flexible. El autor también propone ejercicios interesantes para enfrentar estos aspectos tanto del grupo como de la aplicación del trabajo. Se destaca la ronda de preguntas previas al desarrollo de la empatía como primera etapa.

Posterior a la explicación del método y sus etapas, el autor expone casos de éxito que fueron logrados como el de Netflix y Nutella. De esta forma busca enlazar con el viaje del cliente y sus cinco etapas que son explicados por medio de un breve cuestionario.

Uno de los aportes interesantes del libro es la diferenciación del cliente según su personaje, donde el autor es mas cercano a la estructura dramática del teatro realista creada por Konstantín Stanislavski y su análisis tridimensional del personaje, que a las usadas en descripciones de nichos de usuarios en marketing.

Además, el libro define la diferenciación del prototipado y su testeo, estableciendo ritmos distintos para productos digitales como físicos, se agradece esa explicación. Lo mismo ocurre con el storyboard  donde señala sus diferencias con el utilizado para el cine.

Kilian Langenfeld  nos dice: “Sí, por otro lado, se ve el design thinking como un proceso para impulsar la innovación de forma rápida y económica, entonces se divertirán mucho con él. Una de las razones por las que a los equipos les gusta hacer design thinking es porque es muy análogo.  Muchas de las fases funcionan mejor con papel y bolígrafo. Incluso con procesos de software, las distintas páginas del software se pintan primero en el papel.”

Langenfeld, nos trae un libro que explica un método de principio a fin, de manera muy sintética, en solo 108 páginas el lector conocerá los pilares del Desing thinking y si los conoce recibirá un resumen que se ocupa de su preámbulo aportando y entregando el carácter humano que tiene este método.  Muy recomendable para aquellos que se inician en innovación.

 

Nicolás Fontaine

Faro de La Nueva Extremadura 

4 de julio 2022

 

 

 

 

post relacionados